jueves, 6 de octubre de 2011

The Fathers Of The Fuckers Eyaculators.





Creí que nunca encontraría este vinilo, era uno de los objetos que más deseaba. El primer y único album de una de las mejores bandas hispanas de rock underground: "My son eyaculate in you" de los desconocidos, (exceptuando los círculos de coleccionistas compulsivos) The Fathers Of The Fuckers Eyaculators.

Sonó el móvil una soleada tarde de septiembre, era un conocido periodista musical, habitual de uno de los periódicos nacionales de mayor tirada y ex de la radio pública. Me dijo que lo había conseguido, que tenía dos copias originales casi nuevecitas, "las encontré en un mercadillo, en la calle y una copia es para tí. Te la envié por mensajería". No me lo podía creer, había buscado ese vinilo hasta por debajo de las piedras, los nervios me consumían, una especie de sudor frío, como cantaba Phil Lynott, recorría mi espalda, creo que balbuceé unas palabras antes de colgar el móvil. ¡En un mercadillo! ¡En la calle!

Al día siguiente el mensajero llamó a mi puerta, recogí el paquete y las manos me comenzaron a temblar, firmé el albarán y cerré la puerta rapidamente despidiéndome rapidamente. Abrí el paquete y allí estaba esa portada horrible, antología del mal gusto. Un tyranosaurio penetrando a otro. Supongo que una broma. En la contraportada la foto medio borrosa de los cuatro miembros de la banda, de la segunda formación ya que The Fathers grabaron la cara A con Markus a la guitarra y voz, Xab a la guitarra y voz, San al bajo y voz y Cheiri a la batería. En la segunda formación Frank sustituye a Markus y Quitos a Cheiri que logran, en la cara B, una contundencia jamás imaginada en el rock patrio, ¡parecen un grupo surgido de los pantanos de Illinois! La verdad es que las dos caras del disco parecen álbumes diferentes y es que el buen hacer de los nuevos miembros sumado a la madurez de los veteranos crea una atmósfera ideal para el Blues sudoroso.

Abrí la carpeta y pinche la cara A. La verdad es que el disco estaba nuevo, o casi nuevo. Tras realizar la ceremonia de colocar la aguja encima del vinilo, comenzaron a sonar las olas del mar, aquel relajado sonido te transportaba al relax, cerré los ojos y comenzó a sonar un redoble de batería, para a continuación entrar a saco dos guitarras, un bajo y la potente voz de San, que a veces parecía desafinada, pero cuando llegó el estribillo, se me endulzó el día, estribillo pegadizo donde los haya y la melodía perfecta de Xab en forma de solo mientras el resto de los instrumentos se apartan a un segundo plano, "Aloha" se titula esta maravilla. El segundo corte, "Forest", es un medio tiempo que recuerda a Echo and the Bunnymen, esta vez cantada por la aterciopelada voz de Xab, que te acompaña a en un viaje a través del espacio-tiempo. El resto de la cara A es un viaje a través de la historia del grupo, ya que estas canciones están grabadas por la primera formación de la banda, con Markus a la guitarra solista y Cheiri a la batería, "Traffic" es el medio tiempo en el que Markus aparece con fuerza, mientras que en "Bad Reputation" la bateía de Cheiri se impone por encima de los demás instrumentos, pero es en el quinto corte del Lp, en la acústica "A Wish" donde se haya la magia y la delicadeza del grupo, pieza clave para comprender la historia del Pop patrio, clásico donde los haya, que sirvió durante años como música de cabecera para un programa de Radio 3.

La cara B es otra maravilla, ya con la nueva formación, cuatro canciones contundentes ideales para ir con el coche a toda velocidad. Cuatro canciones que hacen recordar a las largas y rectas autopistas americanas, canciones que huelen a la Ruta 61, a la autopista del Blues. "Big Truck", ya con Frank sustituyendo a Markus en las seis cuerdas, nos hace recordar con su machacón riff, al vaivén de esos grandísimos camiones de dieciocho ruedas que recorren las carreteras, mientras que "Swamp" nos transporta a las raíces del Blues eléctrico, gracias, en gran medida, al bottleneck de la Es335 de Xab. "Sun King", un homenaje al Elvis de los primeros años, es desde mi humilde punto de vista, un acercamiento a las grabaciones al estilo de producción que hacían en la antigua Sun Records, música inmediata grabada en directo, vigor, firmeza en la interpretación y ejecucción, sin subterfugios y sin soltar de pie del acelerador. Tras este tema unos segundos extra de silencio para dejarnos sin habla con la larga y lisérgica "Dinosaur T-Rex/My son eyaculate in you/Brainstorm" Tres temas grabados en directo en el estudio como si fuera uno solo. Desde la contundente "Dinosaur T-Rex", hasta la lisérgica "Brainstorm" pasando por la Punk "My son eyaculate in you", unir estos tres temas parece una obra de ingeniería perfecta, en la que cada nota, cada cambio de ritmo y cada solo cuadra de una manera perfecta, tres canciones confeccionadas en tres épocas diferentes en la vida de nuestros protagonistas se unen para componer lo que es uno de los mejores temas nunca arreglados, producidos y grabados en la península.

Cuando retiré la aguja del vinilo suspiré e imaginé lo que sería un concierto de The Fathers Of The Fuckers Eyaculators, contundencia, ganas, tablas y fuerza.

2 comentarios:

  1. Habría posibiliades de conseguir un vinilo?

    ResponderEliminar
  2. Te lo grabo en un cassette!!!

    ResponderEliminar

Da tu opinión o muere.